Fue entre mediados de los años 70's cuando el Instituto Evangelistico de México vino a esta colonia a realizar una actividad llamada “Evangelismo Rural”. Fuimos invitados y apoyados por la Iglesia Nacional Cristiana Independiente “Bethania”, fue una semana intensa de actividades, visitas casa por casa y cultos por las tardes.

Los cultos se iniciaron en el hogar de una familia que ya conocía de la palabra (Familia Ortega), en esa semana fueron muchas las familias que rindieron su vida a Jesucristo; así fue como Dios empezó su obra en este lugar, muchos son los hermanos que participaron en el extendimiento del evangelio.

Dios uso poderosamente sus vidas, unos fueron usados para limpiar el terreno y establecer los cimientos, después llegarón aquellos que consolidaron y desarrollaron parte de los ministerios existentes hoy día. Sin duda que esta fue obra de Dios, pues en medio de limitaciones e imperfecciones, Él es quien ha llevado adelante su obra y estamos convencidos que lo seguirá haciendo hasta su glorioso regresó.

IGLESIA ISRAEL


Nuestros Pastores

Xavier Miranda Garcia

Sean bienvenidos a esta su página, quiera Dios que la misma pueda ser un instrumento en las manos de Dios que le motive a continuar honrando su nombre en cada una de las cosas que haga, que inspire a buscar a su Salvador en su diario caminar, que desafié a involucrarse en el extendimiento del Reino de Dios e instruya en su caminar con su iglesia; donde Dios por su inmensa misericordia le ha puesto para que usted sea de bendición.
Oramos porque todo lo anterior se pueda cumplir y como siempre estamos para servirles.

Sus amigos: Xavier y Mary

Manuel Miranda Rocha

En estos tiempos en los cuales Dios nos permite tener cercanía los unos con los otros a través de estos medios, me gozo en invitarles a conocernos más a través de nuestra página.

Bienvenidos

Sus amigos Manuel y Remedios



Enséñanos de tal modo a contar nuestros días, que traigamos al corazón sabiduría.

Salmo 90:12

Esteban Rodriguez M.

En Dios encontramos lo que necesitamos para vivir plenamente.

Como David lo experimentó hace algunos años:

En tu diseño, lo que has trazado, me deleito tanto. Jamás olvidaré tu palabra.
(Sal. 119:16).

La clave está en vivir unidos a su Palabra.

Espero que Dios esté en control de toda tu vida.

Esteban Rodríguez