Atrevete a corregir

Para los que quieren madurar y .......... para nosotros también

No rehúses corregir al muchacho, porque si lo castigas con vara, no morirá. Prov. 23:13

La Palabra de Dios siempre será pertinente y actual. Siempre hablara al corazón de cualquier generación que venga a ella con un corazón humilde. Hoy son muchas las familias donde se vive un constante motín abordo. Los hijos desde muy pequeños no tuvieron una mano que los guiara en el temor de Dios y esto trae resultados desastroso, por ello:

  • 1.-No tengas temor de corregir a tu hijo.....háblale a su corazón
  • 2.-Muestrale tu amor enderezando su caminar......no comprándole cosas
  • 3.-No dejes que que muera tu hijo........compartele la vida que viene de la palabra de Dios.

Que Dios nos ayude a los que somos padres a corregir a nuestros hijos y los que son hijos no menosprecies la corrección de tu padre.

Que la gracia de Dios nos motive siempre a darle lo mejor.