Responde a la voz de Dios

Para los que quieren madurar y .......... para nosotros también

Porque él es nuestro Dios; nosotros el pueblo de su prado, y ovejas de su mano. Si oyereis hoy su voz, no endurezcáis vuestros corazón, como en Meriba, como en el día de Masah en el desierto Salmos 95: 7-8

El pueblo de Dios siempre ha tenido bendiciones inimaginables. En toda su historia a través de las edades podemos constatar una y otra vez las mismas. ESCUCHAR LA VOZ DE DIOS, es una de estas tantas bendiciones siempre presentes.

  • 1.-Muchos dirán que estamos locos que Dios no se comunica con nadie.....que es una locura
  • 2.-Otros exageraran y distorsionaran la supuesta voz de Dios........y caerán en un sin fin de contradicciones.

    ¿Qué hacer antes estas dos realidades?

  • a.-Primero seamos humildes........Dios no te habla porque seas tan bueno o porque vives en otra "dimensión" superior a los que te rodean. Dios habla y lo seguirá haciendo por amor a su iglesia.
  • b.-Seamos responsables,.........tener este privilegio conlleva una gran responsabilidad......acción.
  • c.- Seamos agradecidos.......Dios te esta buscando, es él el que siempre inicia la comunicación.


  • Como siempre que la gracia de nuestro Salvador siempre nos motive a dar lo mejor.