Echando Raíces

Para los que quieren madurar y .......... para nosotros también

Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones.
1 Juan 5:4

Perseverar es un llamado para todo aquel que ha experimentado un encuentro genuino con Dios.

Echar raíces, ligar nuestras vidas a nuestras comunidades de fe siempre ha sido un desafío, pareciera que para muchos cualquier razón es valida para abandonar el lugar donde Dios en su soberanía les permitió experimentar su nuevo nacimiento.

¿Por qué ligar mi vida a una comunidad de pecadores, de hipócritas, de inmaduros, de gente sin visión, etc?

  • 1.-Porque nuestras comunidad de fe son de proyección eterna. Jesús viene por su novia.
  • Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó así mismo por ella. Efesios 5:25

  • 2.-Porque es en ella donde de verdad creceremos de manera integral
  • Plantados en la casa de Jehová, en los atrios de nuestro Dios florecerán. Aún en la vejez fructificarán; estarán vigorosos y verdes. Salmos 92:13-14

  • 3.-Porque al perseverar en ella aprendemos a amar y así mostramos a Dios entre nosotros.
  • Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como yo os he amado, que también os améis unos a otros. En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros. Juan 13:34-35



    Que su gracia sea lo que nos motive a darle lo mejor.