¿Cómo oro ante Dios?

Para los que quieren madurar y... para nosotros también

"Dos hombres subieron al templo a orar; uno era fariseo, y el otro publicano".
Lucas 18:10

Sin duda la oración es una de las practicas más comunes que todo cristiano utiliza en su vida.


    El orar fue una de las primeras lecciones que recibimos en nuestro discipulado.


      Muchos de nosotros en algún momento sentimos como que no sabíamos orar.


        Alguna vez muchos de nosotros cuando llegamos a orar en publico no lo hicimos para Dios, lo hicimos para los que nos rodeaban.


          Hay muchas cosas que nos pasan cuando oramos. Hoy te invito a meditar en las siguientes interrogantes:


            ¿Cuando oramos de verdad vamos apoyados en los méritos de Jesucristo, o estamos apoyados en nuestros méritos?


              El pasaje de Lucas 18: 9-14 nos plantea un asunto por demás importante: ¿Cómo me estoy acercando a Dios?


                El pasaje nos muestra dos formas:

                • 1.- Apoyado en las obras que he hecho y que estoy muy consiente y orgulloso de las mismas. Mas consciente de lo que hago y muy inconsciente de lo que realmente soy. (un cochino pecador que siempre necesita de la gracia)
                  • 2.- Apoyado en la misericordia siempre abundante de Dios, estar mas consiente no de lo que hacemos sino de lo que somos y la necesidad que se desprende de esa realidad.

                    • ¿Cómo oramos ante nuestro Dios?

                        Bendiciones mis hermanos que su gracia nos reanime cada día.