¡Somos Hijos!

Para los que quieren madurar y... para nosotros también

"Mirad cuál amor nos ha dado el Padre, para que seamos llamados hijos de Dios; por esto el mundo no nos conoce, porque no le conoció a él".
1 Juan 3:1


    ¿Qué es lo que más nos sorprende en esta vida?


      Que nuestra sociedad este de cabeza... no debiera, sin Cristo no podemos esperar otra condición. Que veamos como el hombre se pervierte en su pecado... tampoco debiera sorprendemos ya en otro tiempo paso lo mismo. Que se lucre con la palabra de Dios... siempre hay alguien que haga de la religión su mas grande negocio. Que las iglesias estén llenas de gente convencida pero no comprometida... eso siempre ha sido una constante en el pueblo de Dios.


        Lo que sí debiera sorprendernos es lo que el apóstol Juan nos comparte: "somos llamados hijos de Dios" Sí, eso debería de sorprendernos; si detenidamente nos miramos y podemos aceptar que no hay ningún merito por el cual podamos gozar de tan grande bendición. Ante esta realidad llena del Amor inagotable de nuestro Dios te invito a que siempre:

        • a.- Vivamos nuestra relación con nuestro Padre.
          • b.- Vivamos sin menospreciar a nadie.
            • c.- Disfrutemos nuestra relación de hijos con nuestros hermanos en la fe.

              • Que la gracia de Dios nos de siempre la fuerza para continuar.