Oración que transforma

Para los que quieren madurar y... para nosotros también

"Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra.".
2 Crónicas 7:14


    La oración es uno de los más grandes privilegios, disfrutar de una buena plática con Dios es transformador, por ello evitemos hacer de la oración:

    • 1.- Un mero trámite religioso.
      • 2.- Solo un deber espiritual.
        • 3.- Una actividad en nuestra agenda.

          • Hagamos que nuestros tiempos con Dios estén llenos de:

            • 1.- Humildad
              • 2.- Compromiso
                • 3.- Pasión
                • Que su gracia nos continúe motivando a darle siempre lo mejor.