Cuidemos nuestra imagen

Para los que quieren madurar y... para nosotros también

"Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados. Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos".
Rom. 8:28-29


    Siempre que vuelvo a leer los versos antes citados Dios me vuelve a ubicar en el camino correcto. Pensar que todo lo que me ocurra es para mi "bien" (pensando que ese bien son mis deleites, mis metas, mis anhelos, mis sueños) me muestra la pobre y egoísta visión que tengo de las cosas. Muchas veces he escuchado decir: no se preocupe hermano esto le va ha servir para bien, ¿Para mis bienes egoístas e imperfectos? Dios tiene un propósito más alto, El me quiere trasformar a la imagen de su hijo.

    • 1.- Si, todo lo que te ocurra Dios lo usará para seguir moldeando tu vida a la imagen de Su hijo.
      • 2.- Tengo que mirar mas allá de mi corta visión.
        • 3.- Tengo que aferrarme al sueño de Dios... ser como su hijo... desear algo diferente a eso es muy pobre e intrascendente.
        • Que su gracia nos continúe motivando a en nuestro diario caminar.