¿Necio, quién?

Para los que quieren madurar y .......... para nosotros también

La necedad del hombre le hace perder el rumbo, Y para colmo se irrita contra el Señor. Prov. 19:3

¡Si que somos cabezones!

  • a.- La necedad no siempre tiene como base la ignorancia.

  • b.- La necedad no es una buena brújula.

  • c.- La necedad distorsiona la verdad.

Pidamos a Dios que erradique de nuestro corazón la necedad y en humildad dejemos que su palabra nos guié en esta sociedad caótica.

Que tengan una buena semana y la Gracia siempre fresca de nuestro Dios nos motive a darle lo mejor.