Bendice a tus padres

Para los que quieren madurar y .......... para nosotros también

Al que maldiga a su padre y a su madre, su lámpara se le apagará en la más densa oscuridad. Prov. 20:20

Tu y yo no escogimos a nuestros padres, fue Dios quien nos dio a ellos como un regalo, como una herencia.
Fue Dios quien los escogió, y sabes; él nunca se equivoca en sus designios. Así que bendice, honra, haz que tus padres disfruten del regalo que Dios les ha dado. De otra manera tu vida puede ser un constante sobresalto.

Vivir en la oscuridad no es nada agradable hermano:

  • a.- En la oscuridad no tienes dirección.

  • b.- En la oscuridad te lastimas y lastimas a a otros.

  • c.- En la oscuridad no hay esperanza.

¡ No dejemos que se apague nuestra lampara !

¡ Hagamos que brille en todo momento !

Que la gracia de Dios nos continue motivando y su Espíritu nos guíe a toda verdad, un abrazo.